EL MAR. POEMAS. Roque Dalton

EL MAR

(1962 – La Habana)

A Tati, Meri, Margarita, con quienes compartí una ola…

I

Hay grandes piedras en tu oscuridad tempestuosa

grandes piedras con sus fechas lavadas por tu sombra

porque hasta el sol del día cómese tu sombra cruje en el frío despidiéndose del aire que no se atreve a penetrarte. Oh mar donde los desesperados pueden dormir arrullados por explosiones impasibles

alfabeto del vértigo paisaje diluido que los muros embisten

las gaviotas y la espuma de los peces son tu primavera

Antología poética de Roque Dalton 30

tu furia es una pirámide verde una resurrección del fuego más agudo tu clima tu mejor huella sería un caracol caminando con pasos de niño el desierto (Amé siempre esas poblaciones disímiles al parecer robadas de las manos del mar pequeñas villas junto a la arena puertos escandalosos en la ebriedad del salitre caseríos tiritando entre la niebla llena de corales

grandes ciudades titánicas frente a las tempestades humilladas

aldeas de pescadores ciegos bajo un faro de aceite factorías acechantes entre los manglares con un largo cuchillo

Valparaíso como una gran cascada en suspenso Manta Puná puertos del Ecuador que me negaron las hojas

Buenaventura aromática como un gran sexo sucio Panamá con los ojos punzados por la depravación

Cartagena siempre aguardando a los piratas hambrienta

Willemstadt náufraga en los dominios del petróleo

Tenerife y su dulce copa de vino

Barcelona bostezando entre los Bancos y los carabineros

Nápoles bellamente tumefacta Génova Leningrado Sochi La Guaira Buenos Aires Montevideo como una margarita Puerto Limón Corinto Acajutla en una lenta playa de mi patria

todos mirándose en el espejo grave que surcan los delfines

aportando con un sable veloz las infinitas espigas de esmeralda)

II

«…sal de los sacrificios…»

García Lorca

Si la noche rescata su cúpula de fósforo

y tus perdidos monstruos bajo el rayo se arrugan

los peces desatados son diez rápidos niños

que maduran profundos el himno de la escama

El oxígeno muerto sobre los minerales

cuando pasa un desfile de hipocampos dorados

enturbia el agua verde con su herida maldita

mientras prosigue sordo el rito de los pulpos

Antología poética de Roque Dalton 31

Sal de los sacrificios vecindad corrosiva

luz sin fuego mordiente quemadura licuada

pálida sangre antigua de corriente furiosa

donde los ahogados resucitan su fiebre

El mar el mar entierra su salada noticia

el mar devora sordo la solar quemadura

el mar alza su rostro su cicatriz al cielo

el mar recae roto al cuido del abismo

En los embarcaderos nos engaña el aroma

de las algas vencidas de los peces amargos

el mar no es un cadáver es un sueño azotado

un móvil laberinto donde tiemblan los astros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s