LORENZO VARELA. POESIA REVOLUCIONARIA UNIVERSAL

GUERRA CIVIL ESPAÑOLA

Lorenzo Varela 

TENGO DE CANTAR CANTAR

 

Tengo de cantar cantar ancho el corazón, y tensas las ramas de la garganta

como en la mar van las velas: aguantando el viento bravo

y domando la marea. Tengo de cantar cantar,

como el labriego en las vegas viendo las vides quemadas

y removida la tierra,

¡Altos llanos de Castilla, amarillas parameras, mares de avena y de trigos y segadoras de piedra

con hombros altos de chopo!

¡Quién los ande, quién los vea!

¡Vaya solera de hombres, campo de Ribadesella, labradío de varones, tierra regada de venas!

Montes de Asturias, Galicia, verdes playas marineras, antes playas de alegría,

hoy de muerte y de tristeza. Antes amores del pueblo,

 

 

 

134    Poesía como un arma

 

 

hoy campos que el llanto quema.

¡Quién los ande, quién los vea!

Las blancas calles de Cádiz, las noches claras de Huelva

¿qué turbios pies, qué ojos turbios las pisan y las contemplan?

¿En qué naranjales canta la muerte rubia, la guerra?

¡Plata y oro de olivares van camino de Baviera!

¡Camino van de Alemania, mi viento, mi luz, mi tierra!: Las salineras de Cádiz,

mis lágrimas marineras, vinos de Jerez, tus soles,

¡quién los ande, quién los vea! Pero nadie llore, nadie;

nadie anide la tristeza. Alegres como el guerrero, si no alegre en las afueras, en la simiente que crece

dentro de sus mismas venas:

¡Que en el corazón de España es española la tierra!

¡Varones tiene Madrid

por la sangre y la conciencia!

Venga, venga la Alemania,

que en Madrid su fin la espera, que aquí la cita la muerte

por las calles y azoteas. Venid, venid los de Italia, barítonos de la guerra, los césares gondoleros

 

 

 

Poetas españoles    135

 

 

de las aguas de Venecia. Dirán los vientos de llano, dirán los vientos de sierra, al verlos venir aquí:

«¡Mal camino es el que llevas, que en Madrid fueron los niños criados con leche fiera,

con leche que les dio el pueblo, sin temor y sin clemencia!» Fascio traidor, negro cólera, mal camino es el que llevas: que el camino de Madrid

está sembrado de cuestas: Sólo piernas de varón, sólo las claras conciencias, y los corazones grandes

lo pueden andar sin quiebra

¡Sólo la luz y el valor

llegan, pasan por sus puertas!

(Romancero General de la Guerra española)

 

 

LA FLOR DE MAYO

 

Es en Madrid, amigos, donde nace la flor de mayo por esta primavera.

En estas calles y sobre esta tierra convoca al mundo un astro que renace.

No es la fruta madura, es la semilla, son los adolescentes quienes llaman, regalando su cuerpo, porque aman

la luz del día, el río sin orilla.

 

 

 

136    Poesía como un arma

 

 

¡Venid, venid a verlo!, camaradas.

La guerra, como el mar, es poderosa.

Ella os dirá el misterio de la rosa y de las tierras, yermas, soleadas.

¡Mirad! Los niños y los pueblos, ¡venid! Sembrada está la luz de la victoria; hombres plantaron bajo un sol de gloria la flor que guardan los ojos de Madrid.

(Romancero de la defensa de Madrid)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s