ALCMAN: PARTENIO, POEMAS 67D, 37D. Textos

ALCMÁN

PARTENIO
Musas del Olimpo, colmadme mi alma
con el anhelo de una nueva canción.
Corro a escuchar la voz de las doncellas
que el aire puro dan el himno de su hermoso cantar.

… dispersará el dulce sueño de mis párpados,
y el deseo me empuja a sacudir el certamen
donde voy a agitar en seguida mi rubia melena.
… y con la pasión que afloja los miembros,
me dirige miradas más lánguidas que el sueño y la muerte.
Si ninguna falsía es dulce ella.
Pero Astymeloisa nada me contesta,
sino que, sujetando guirnalda,
como una estrella que el cielo fulgurante
cruza volando,
o como un tallo de oro o una ala suave…,
cruza con ligeros pies.

… quisiera ver si, de algún modo,
al acercarse me tomará de la suave mano,
y yo al momento me haría suplicante de ella.

POEMA 67 D
Ven, Musa, Calíope, hija de Zeus,
inicia un poema de amor; pon pasión
en el himno y gracia en la danza.

POEMA 37 D
Muchas veces, en las cimas de los montes,
donde a los dioses complace la fiesta fulgente,
llevando un cántaro de oro, gran jarro,
como los que llevan los pastores,
lo llenaste con tus manos de leche leonina
y cuajaste un queso grande y fresco para Hermes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s