Capilla rústica. Rainer Maria Rilke.

Capilla rústica
Escuchemos la calma de esta casa. Pero, allá arriba, en la capilla blanca, ¿de dónde
viene este silencio creciente? ¿De todos aquellos que desde hace más de un siglo
Rainer Maria Rilke: poemas franceses Jorge Esquinca 93
La Colmena 76, octubre-diciembre 2012
entraron sólo por no quedarse afuera y al arrodillarse se asustaron con su propio
ruido? ¿De las monedas que al caer en el receptáculo perdieron su voz y no harán
más que un pequeño murmullo de grillo al ser recogidas? ¿O de la dulce ausencia
de Santa Ana, patrona del santuario, que no se atreve a acercarse para no estropear
la distancia pura que supone una llamada?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s