LITERATURA UNIVERSAL. CORRIENTES LITERARIAS

Corrientes Literarias.

Corriente Literaria
La corriente literaria es el conjunto de características tanto en la forma de escribir como en la temática, de común acuerdo con las condiciones sociales de una determinada época. Una corriente literaria puede permanecer durante varias épocas o menos de una.
De esta manera, las épocas y corrientes literarias más significativas son la época antigua con las culturas orientales; la época clásica con Grecia y Roma, y la Edad Media con el feudalismo. A partir de ella surgen las demás.
Etapa Griega: Una de las culturas que más ha influido en el mundo actual es, sin duda, la griega la que se desarrolló entre el 900 a 300 a. C. Después de su decadencia –únicamente material-, el aspecto espiritual y artístico ha permanecido y difundido a través de los años, en todas las órdenes del saber.
Los griegos destacaron en todas las disciplinas tanto científicas como literarias. En esta última sobresalieron casi en todos los géneros, excepto en la novela. Sin embargo, dentro de esta calidad literaria, cabe mencionar la labor cultivada en el teatro, especialmente en la tragedia.
Los griegos, además de lo que hemos mencionado en el campo de la literatura, fueron los fundadores de las matemáticas, de la física, política, filosofía, entre otras. No hay ninguna otra cultura, como la griega, que haya trascendido tanto. En el siglo VI a C., sobresalieron las ciudades de Atenas, Tebas, Esparta y Corinto. Cada una de ellas tenía autonomía y poderío.
Características:
• Búsqueda de la belleza y de la perfección.
• Armonía y equilibrio.
• Proporción de la armonía, el ritmo y la elegancia.
• Importancia de los mitos.
• Equilibrio entre el fondo y la forma.

Representantes:
• Homero,
• Esquilo,
• Sófocles,
• Eurípides,
• Safo,
• Píndato,
• Aristófanes,
• Demóstenes,
• Platón,
• Sócrates, y
• Aristóteles.

Obras representativas:
• La Ilíada,
• La Odisea,
• Edipo Rey,
• Antígona,
• Medea,
• Las troyanas,
• La avispas, y
• Las nubes.
Etapa Romana: La literatura latina es considerada una rama de la griega. Grecia ejerció una poderosa influencia cultural sobre Roma, pero estos dos pueblos lograron fusionarse en uno solo; herencia que fue transmitida al mundo moderno.

Esta fusión permitió un mejor desarrollo de los pueblos: por un lado, la creatividad poética de los griegos; y por el otro, la práctica administrativa y el derecho romano. Los romanos fueron los creadores del imperio más impresionante de la historia, porque fueron prácticos y realistas. Supieron aprovechar la grandeza de Grecia para asumirla y enriquecer con la de Roma.

La historia de Roma se inicia en 753 a. C. con el relato muy conocido de Rómulo y Remo y termina con la caída del Imperio romano en 476 d. C.

Características:
• Preocupación por lo imponente.
• Imitación de la cultura griega.
• Eminentemente prácticos y realistas.
• Estilo elegante.
• Destacaron en la oratoria.

Representantes:
• Plauto,
• Terencio,
• Cicerón,
• Virgilio,
• Horacio,
• Ovidio, y
• Séneca.

Obras representativas:
• Catilinarias,
• La Eneida,
• Metamorfosis,
• Las Heroidas,
• Odas,
• Sátiras, y
• Las Geórgicas.

Edad Media: Está comprendida dentro de los 10 siglos entre la caída del Imperio romano de Occidente en 476 y la caída de Constantinopla, capital del Imperio romano de Oriente, en 1453.
Con la muerte de Carlomagno, se establecieron los feudos, éstos eran extensiones de tierra otorgados por el rey a los nobles. Con el establecimiento del feudalismo, se consolidaron marcadamente tres grupos: la iglesia, la nobleza y el pueblo.
En los inicios de esta etapa, predominó el paganismo, pero poco a poco la fe cristiana logró supremacía, convirtiéndose la Iglesia en el grupo con dominio político. Por esta misma razón la cultura se centró en el ámbito del monasterio.
En cuanto a la producción literaria, primero aparece en la literatura germánica, después en la francesa y, por último, en la española. Corresponde, pues, a siete siglos de la literaturas europeas (VII al XIV). Las primeras manifestaciones fueron poemas en verso de origen legendario llamadas Eddas, así como composiciones en prosa, denominadas Sagas.
Durante el inicio de este periodo, la influencia grecorromana está presente en todas las actividades, y el vehículo más importante de trasmisión fue la lengua: el latín. Posteriormente, surgen las lenguas romances. La producción literaria oral se da a través de los cantores llamados juglares, quienes eran los cantores errantes que declamaban poemas en cualquier lugar, sea una plaza pública o el palacio; y por los trovadores, quienes además de cantar los poemas, eran los compositores de esas creaciones.
Características:
• Trasmisión oral de la literatura.
• Importancia de la influencia de la Iglesia.
• Desarrollo de temas sacros.
• Uso del latín culto y de las lenguas romances, paralelamente.
• Surgieron temas amorosos y de exaltación del valor y de la lealtad.
• Carácter popular y anónimo.

Representantes:
• San Agustín,
• Gonzalo de Berceo,
• El Arcipreste de Hita,
• El Infante don Juan Manuel,
• Chaucer, y
• Dante Alighieri.

Obras representativas:
• Poema del Mío Cid.
• Los Nibelungos.
• La canción de Rolando.
• El romance del zorro.
• El conde Lucanor.
• Los flabiaux.
• La Celestina.
• Cuentos de Canterbury.
• La divina comedia.

Renacimiento: Su nombre viene de volver a nacer. La invención de la imprenta y los avances geográficos originaron esta corriente literaria. Es un movimiento artístico y literario.

País de origen: Florencia, Italia. Posteriormente para la España, Francia y Portugal.
Época: durante los siglos XV y XVI.

Características:
• Retorno a la cultura grecorromana.
• Es el despertar del hombre en todas sus manifestaciones artísticas para lograr sus propósitos.
• Hay un intento de desprenderse de lo religioso.

Representantes:
• Miguel de Cervantes Saavedra,
• Fernando de Rojas,
• Tirso de Molina,
• Calderón de la Barca,
• Shakespeare, y
• Lope de Vega.

Obras representativas:
• La Celestina.
• Romeo y Julieta.
• La vida es sueño.
• Fuente Ovejuna.

Barroco: Corriente literaria nacida como consecuencia de una época de crisis con nuevos conceptos en todas las manifestaciones del arte. Sobre todo, es un movimiento espiritual que toma diversas formas según el país donde se dé. Así en Italia toma el nombre de manierismo; en Inglaterra, eufismo; preciosismo en Francia; escuela de Silesia en Alemania; y conceptismo y culteranismo en España.

País de origen: se gesta en Italia, pero logra arraigarse en España.
Época: siglo XVII.

Características:
• Exceso, abigarramiento del lenguaje literario.
• Retórico, demasiado ornato.
• Sus temas son referidos a la muerte, a la metafísica, religión y teología.
• Presencia de lo contradictorio, especialmente a través de las paradojas como forma de expresión. Uso de contrastes.
• Rompe con la armonía.
• Nuevos conceptos estéticos.

Representantes:
• Luis de Góngora y Argote,
• Francisco Acevedo.
• Juan Ruiz de Alarcón.
• Marini.
• John Milton.
• Sor Juana Inés de la Cruz.

Obras representativas:
• La fábula de Polifemo y Galatea.
• Los sueños.

Neoclasicismo: Es un movimiento obsesionado más bien por las formas. Surge ligado estrechamente a la corte de Luis XIV, rey de Francia, quien decide tener en su trono, el poder espiritual, intelectual y artístico en la corte de Versalles. La lengua francesa adquiere un total dominio en el mundo, así como lo obtuvo con la lengua griega.

País de origen: Francia.
Época: Siglo XVIII, llamado el siglo de las luces.

Características:
• Admiración por los modelos de la antigua Grecia y por la creación renacentista.
• Intento de acercamiento al racionalismo.
• Prevalecieron las reglas rigurosas para la elaboración de sus obras.
• La simetría y la rigidez.
• Corrección estricta en el arte de escribir.

Representantes:
• Racine,
• Moliere,
• Montesquieu,
• Rousseau,
• Daniel Defoe, y
• Fernández de Moratín.

Obras representativas:
• El discurso del método.
• El avaro.
• Emilio o la educación.

Romanticismo: Al amparo de la Revolución francesa y las ideas de libertad, nace esta corriente literaria. Estas ideas no sólo se dan en el ámbito científico sino también en el artístico, es así como se das en la literatura. Es una vuelta al pasado medieval.

País de origen: Alemania e Inglaterra.
Época: primera mitad del siglo XIX.

Característica:
• Se sacude de la rigidez, de las normas.
• Predominio del sentimiento sobre la razón.
• Admiración por la naturaleza y la libertad.
• Presencia del sentimiento de rebeldía.
• Exaltación del “yo”.

Representantes:
• Lord Byron,
• Víctor Hugo,
• Edgar Allan Poe,
• Wolfgang Goethe,
• Federico Schiller,
• Emile Bronte,
• Gustavo Adolfo Bécquer, y
• Duque de Rivas.

Obras representativas:
• Rimas,
• Los miserables, y
• El ser de la libertad humana.

Realismo: Corriente literaria surgida en Francia y que constituyó una nueva forma de explorar la realidad. Es un movimiento de reacción ante el romanticismo y el exceso de subjetivismo. Está ligado al movimiento ideológico del positivismo.
País de origen: Francia.
Época: segunda mitad del siglo XIX.

Características:
• Reproducción exacta de la realidad.
• Uso de descripciones minuciosas.
• Rechaza el sentimiento.
• Descripción de ambiente, costumbres, problemas y modo de vivir.
• El lenguaje es coloquial, ya que reproduce el habla común y cotidiana.

Representantes:
• Stendhal,
• Balzac.
• Flaubert,
• Dickens,
• Wilde,
• Bernard Shaw,
• Tolstoi,
• Dostoievsky,
• Benito Pérez Galdós,
• Edmundo de Amicis,
• Henry Ibsen, y
• José Camilo Cela.

Obras representativas:
• La dama de la camelias.
• Marianela.
• Crimen y castigo.
• La familia de Pascual Duarte.
• Rojo y negro.
• Casa de muñecas.

Naturalismo: Esta escuela apareció también en Francia, hacia finales del siglo XIX. Dio su primer paso en la novela y, posteriormente, en el teatro. Se le considera como una prolongación del realismo.

País de origen: Francia.
Época: a finales del siglo XIX.

Características:
• Intento de reflejar la realidad, pero en forma completamente objetiva.
• Descripción de las leyes naturales tal como se hace en el campo científico.
• En la narrativa se pretende presentar el avance científico, como los descubrimientos o vacunas contra alguna enfermedad.

Representantes:
• Emilio Zola, máximo representante de esta corriente.

Obras representativas:
• Nana.

Modernismo: Es igualmente un movimiento que rechaza el romanticismo, así como las normas y formas reguladoras de la poesía o la narrativa. Su importancia radica en ser el primer movimiento nacido en América y no es imitación de ninguna otra corriente. Al contrario, este movimiento influyó en Europa, sin embargo, recibió la influencia del parnasianismo francés con Rimbaud y del simbolismo francés con Baudelaire.

País de origen: Nicaragua y, posteriormente, en Cuba, Colombia, México y Perú.
Época: Finales del siglo XIX y principios del XX.

Características:
• El anhelo de renovación: no estaban conformes con lo que siempre venía de Europa, especialmente de España.
• Recibe la influencia del parnasianismo y del simbolismo francés; del primero toma lo exótico; y del segundo la musicalidad.
• El lenguaje es un poco elegante.
• Los temas son producto del ambiente y del paisaje americano.
• Abundancia de símbolos y de imágenes.

Representantes:
• Rubén Darío, su fundador.
• Amado Nervo,
• Gabriela Mistral,
• López Velarde,
• José Santos Chocano, y
• José Martí.

Obras representativas:
• Prosas profanas.
• Desolación.
• Soy un hombre sincero.

Vanguardismo: El nombre del vanguardismo se relaciona con el conflicto de 1914-1918. Es un término utilizado en la milicia: denomina a las tropas que toman la iniciativa y marchan al frente de todas las otras; así en literatura, este término designa al movimiento que pretende ir a la cabeza de todos ellos. Sin embargo, surgen diferentes movimientos con el sufijo “ismo”, como el dadaísmo, futurismo, expresionismo, surrealismo, que en general apuntan a una renovación estética no sólo en literatura sino en el arte en general. Buscan originalidad a través del simbolismo y de una expresión individual, de profundo subjetivismo.

El desequilibrio y la angustia son las principales características del hombre del siglo XX, las que se ven reflejadas en la literatura y en toda expresión de arte de esta época. Se busca la libertad absoluta para poder manifestar estos sentimientos. El vanguardismo aprovechó los descubrimientos del psicoanálisis de Freud, donde hay una contraposición fuerte del subconsciente con el mundo consciente.

El movimiento vanguardista de mayor trayectoria fue el surrealismo, porque se manifestó como un movimiento de lucha. Su fundador fue el poeta francés André Bretón, quien lo dio a conocer a través de un manifiesto publicado en 1924, el cual contenía los principios de éste. Si bien es cierto que el vanguardismo nació en Europa, también se difundió en América con características comunes, pero a la vez con ciertas diferencias, provenientes de su realidad histórica y de sus necesidades sociales. Es así que en América, este movimiento se da en el marco del desarrollo industrial y financiero de Estados Unidos y, lógicamente, con la influencia sobre los demás países de América.

En las primeras décadas del siglo XX, los países latinoamericanos alcanzaron gran desarrollo económico debido a las exportaciones de origen agrícola y manera, y por la inversión del capital extranjero, especialmente de Estados Unidos. Se convirtieron en una gran fuente de materias primas para la industrialización en otros mercados. Sin embargo, con la crisis del 29, estos países sintieron los efectos negativos de la misma.

Todo este panorama político, económico y social se vería reflejado en la literatura y en toda expresión del arte, con variantes de la vanguardia europea; aunque en el fondo eran similares.

País de origen: En Europa y luego en América (el Caribe). En Alemania se llamó expresionismo; en Francia, cubismo; en Italia, futurismo.
Época: entre la primera y la segunda guerra mundial, siglo XX.

Características:
• Imágenes llenas de sentimientos.
• Refleja conciencia revolucionaria de grupo.
• Su temática y sensibilidad son diferentes de las corrientes anteriores.
• Depende del movimiento al que pertenezca, sus imágenes pueden ser grotescas, apartadas de la realidad o un reflejo del yo escondido.
• Intensa búsqueda del espíritu de libertad, especialmente de la expresión.
• Rechazo por las fórmulas retóricas.
• Propugnan la originalidad.

Representantes:
• Pablo Neruda,
• Nicolás Guillén,
• Rosario Castellanos,
• César Vallejo,
• Federico García Lorca,
• Guillermo de Apollinaire,
• Filippo de Marinetti,
• André Bretón,
• Rainer María Rilke,
• Franz Kafka, y
• Albert Camús.

Obras Representativas:
• Manifiesto futurista.
• Poesía afroantillana.
• Romancero gitano.
• Versos de amor y esperanza.
• El extranjero.
• La metamorfosis.

Época Contemporánea: Esta época comprende desde la posguerra hasta nuestros días. En la poesía guarda rezagos del simbolismo francés, aunque manifiesta la incapacidad del ser humano para comunicarse, la angustia, la búsqueda constante del yo, entre otros. Asimismo, rompe con todas las estructuras rígidas y tiende hacia una libertad absoluta en donde más importa lo que realmente quiere el poeta, sin limitarse por parámetros o patrones fijos.

Entre sus representantes tenemos: Pidandello; Kipling, Antonio Machado, y Vladimir Mayakovski.

En cuanto a la narrativa contemporánea, ésta rompe con la linealidad, con el relato anecdótico y tiende hacia los planos temporales, hacia el flash-back. Por otra parte es más integral en los temas; por ejemplo, en una novela está presente el psicoanálisis o la filosofía.

La novela contemporánea es más que nada un reflejo de la vida, y muchas veces con combinación de elementos de la fantasía, de lo maravilloso, de lo esencialmente ficticio en un mundo real. Asimismo, el lenguaje empleado es el reflejo de ese mundo que quiere representar; se acompaña del caló, del modismo, regionalismo; plasma fonéticamente el habla.

Entre los representantes de la narrativa contemporánea tenemos a Marcel Proust, Graham Grecne, Aldous Huxley, James Joyce, Jean Paul Sartre, Albert Camus, Gabriel García Márquez, Mario Vargas, Llosa, Jorge Luis Borges, Máximo Gorki, Ernest Hemingway, José Saramago, entre muchos otros de gran talla.
Y en el teatro, busca el acercamiento espiritual con el espectador. Va en contra del melodrama y el dramatismo excesivo. Igualmente, se postula en contra de las diferencias sociales, especialmente del mundo burgués. Figuran como representantes, Luigi Pirandello, Tennessee Williams, Arthur Miller, Bertolt Bretch y Eugenio Ionesco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s